Galletas saladas con cacahuetes!

GALLETAS SALADAS CON CACAHUETES, integrales y muy crujientes! | Saboreanda

Un snack perfecto para acompañar en la mesa de Navidad o de vuestras celebraciones, prepara estas galletas saladas y disfruta junto a patés vegetales, hummus o simplemente toma entre horas.

Quedan muy crujientes, el toque de cacahuetes es delicioso y además son muy fáciles de preparar, os dejo el vídeo al final para que podáis ver todos los detalles.

I n g r e d i e n t e s

  • 200gr harina de trigo integral
  • 50ml aceite de oliva virgen extra
  • 100ml agua
  • 80gr cacahuete crudo con piel
  • 10gr levadura fresca o (3,3gr polvos hornear o seca)
  • 1cucharadita de sal fina
  • sal gruesa y agua para hornearlas

E l a b o r a c i ó n

  • Añade la harina a un bol grande, haz un hueco en medio y añade casi toda el agua y todo el aceite de oliva. Disuelve la levadura fresca en el agua que se ha reservado y añade también al bol de la harina. Mezcla con las manos bien limpias y amasa un poco, añade la sal y sigue amasando durante unos minutos hasta conseguir una masa compacta.
  • Pasa la bola de masa a la encimera y sigue amasando un par de minutos, finalmente alisa la superficie y coloca los cacahuetes encima, dobla los extremos de forma que envuelvas los cacahuetes con la masa y presiona bien mientras amasas, de forma que se integren lo mejor posible. En el vídeo puedes ver como hacerlo.
  • Una vez bien amasado, divide en porciones de 20gr, haz una bola de cada porción con la ayuda de las manos, y coloca en una bandeja de horno con papel de hornear, aplasta un poco y dale forma de galletas con las manos.
  • Pinta con la ayuda de un pincel con un poco de agua cada galleta y añade un poco de sal gruesa por encima.
  • Con el horno prepacalentado, hornea unos 20-25minutos (hasta que estén doradas) a 180ºC calor arriba y abajo con ventilador.
  • Saca del horno, deja enfriar sobre una rejilla para que queden bien crujientes.
  • Una vez frias, guarda en un recipiente hermético durante al menos 1 semana, si puedes resistirte a no comerlas antes.

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *