Nachos de Quinoa con Guacamole

Estos Nachos de Quinoa 100% veganos son una receta que te va a enamorar, un snack muy apetecible y saludable, que además se hace de manera muy sencilla. Los nachos de quinoa los acompañaremos de guacamole, la salsa de aguacate por excelencia que además de fácil, es deliciosa. Que me dices, te animas a prepararlos?

En el BLOG ya sabéis que tengo bastantes recetas de AGUACATE, y es que es un alimento que me encanta, además en este caso preprararé la receta estándar que hago para el guacamole y que cada uno podéis versionar a vuestro gusto.

INGREDIENTES


  • Para los Nachos (1 bandeja de horno)
    • 100 gr de Quinoa
    • 60 gr de agua
    • 1 cucharada pequeña de aceite de oliva virgen extra
    • Una pizca de sal.
  • Para el guacamole
    • 2 aguacates
    • 1 tomate
    • 1/2 cebolla tierna o cebolla roja
    • 1 limón
    • Toque picante (opcional): unos trocitos de jalapeño, de guindilla picante o unas gotas de tabasco.
    • Pimienta negra molida
    • Aceite de Oliva Virgen extra y Sal.

PREPARACIÓN


  • Preparación de los nachos:Lavaremos la quinoa debajo del grifo varias veces y la dejaremos a remojo mínimo 3 horas, y mejor si pasa toda la noche.
    • Una vez transcurrido el tiempo, escurrir, volver a enjuagar y añadir al procesador de alimentos. Añadir el agua, el aceite de oliva y la sal. Triturar todo el conjunto durante 4-5 minutos, hasta que quede una pasta con una textura un poco granulada.
    • En la bandeja de horno, ponemos un papel de horno e impregnamos bien con aceite con la ayuda de un pincel o servilleta. Vertemos la mezcla de quinoa y extendemos bien portodo el papel consiguiendo hacer una capa uniforme y sin agujeros.
    • Hornear a 175ºC con el horno precalentado durante unos 6-7 minutos, calor arriba y abajo. Pasado ese tiempo, sacar del horno con cuidado, ahora la masa será maleable porque estará compacta pero blanda y podremos cortar para dar la forma deseada. Con la ayuda de unas tijeras o un cuchillos, cortamos tirar longitudinales de unos 3 o 4 dedos de ancho y de cada tira sacamos los triángulos, pareciéndose lo máximo posible a el tamaño y forma de los nachos.
    • A continuación los colocamos bien repartidos de nuevo en la bandeja y volvemos a hornear otros 6-7 minutos, hasta que veamos que queden dorados y crujientes como podéis ver en la foto.

  •  Para el guacamole:
    • Partimos los aguacates por la mitad, quitamos con cuidado el hueso central y sacamos toda la pulpa de los aguacates.La dejaremos en un bol suficientementeamplio para hacer toda la mezcla en él.
    • Con la ayuda de un tenedor chafamos la pulpa de los aguacates, hasta que consigamos una pasta, le añadimos el zumo de limón a nuestro gusto (yo lo pongo entero). Removemos bien y reservamos.
    • Lavamos el tomate, lo podemos pelar o no, a nuestro gusto. En mi caso yo sí lo pele, luego lo cortamos a daditos pequeños y lo añadimos al aguacate.
    • La media cebolla también la picamos muy finamente y la añadimos al aguacate.
    • si hemos decidio poner jalapeño o guindilla, también la cortamos muy pequeña y la añadimos.
    • Removemos bien el aguacate con todos los ingredientes que hemos añadido, le ponemos una pizca de sal, pimienta negra recién molida y un chorrito de aceite de oliva. Probamos y rectificamos de sabor según nuestro gusto.
    • Lo dejamos en la nevera reposar 30 minutos para que quede bien fresquitoy se asienten los sabores.

El orden perfecto para esta receta sería hacer el guacamole antes de empezar a triturar la quinoa y hornear las fajitas, y así puede reposar en la nevera mientras luego hacemos ese proceso.

Espero que os guste la receta y como siempre no dudéis en enviarme el resultado, será un éxito seguro!

 

Y SIGUE MIS NOVEDADES DIARIAS EN LA CUENTA DE INSTAGRAM 

¡TE ESPERO! 

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *