Pencas en salsa verde con almendras

Una receta de temporada, con pencas, una receta maravillosa y además vegana, que más podemos pedir?

Las pencas me encantan, pero a veces nos limitamos a comerlas en puchero o en guisos con muchos ingredientes sin darles el protagonismo que a veces merecen.

Así pues os comparto esta receta tan sencilla, un guiso delicioso con una salsa suave y sabrosa que invita a mojar un poquito de pan, os animáis?

INGREDIENTES


  • 3 pencas medianas
  • 300-400ml de caldo de hervir las pencas (o caldo de verduras o agua)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina de trigo (blanca o integral)
  • un manojo grande de perejil
  • un par de cucharadas de almendra fileteada (cruda o tostada)
  • 1 puñadito de habas frescas (opcional)
  • 1 guindilla (opcional)
  • aceite de oliva virgen
  • sal

PREPARACIÓN


  • En primer lugar y lo más laborioso será limpiar y cocer las pencas.
    • Para ello quitamos las hojas de las pencas, y luego cortamos los extremos sin llegar al final del todo y así poder estirar los hilos que tienen las pencas. Además para limpiar bien las fibras, cogemos un buen puñado de sal gruesa y frotamos las pencas por todos los lados, como si estuviésemos haciendo un “Exfoliante”, veremos como los filamentos se van quitando. Una vez frotadas con la sal, las lavamos y cortamos en trozos a nuestros gusto.
    • A la hora de cocerlas, en mi caso como eran ecológicas, son un poco más duras y necesitaron 30 minutos en olla exprés. Para ello colocarlas en la olla exprés y cubrirlas de agua, añadir un poco de sal y una gotita de aceite de oliva, tapar y dejar que empiece a hervir, cuando salga el vapor contar los 30 min. Una vez pasado el tiempo, abrir la olla y reservar las penca y el caldo de ellas.
  • Mientras las pencas se cuecen podemos preparar la salsa, para ello necesitaremos una sartén a la que añadiremos un par de cucharadas de aceite de oliva.
  • Pelamos, picamos la cebolla y empezamos a dorarla en la sartén unos 10 minutos a fuego suave. Cuando coja un poco de color, añadimos los ajos pelados y fileteados, y la guindilla (opcional) y cocinamos unos 5 minutos más.
  • Lavamos el perejil y quitamos las ramas, sólo necesitaremos las hojas (los tallos no los tiréis porque los podéis añadir en caldos). Picamos bien las hojas y las añadimos a la sartén, doramos un par de minutos, que se dore el perejil con el resto de ingredientes.
  • A continuación añadimos la cucharada de harina, la movemos bien para que se cocine con el aceite y el resto de ingredientes y así conseguir que luego desaparezca el sabor de Harina.
  • Una vez cocinada la harina, echamos el caldo de las pencas (unos 300ml-400ml) poco a poco para que se vaya integrando con todo y veamos que la salsa esté espesando. La cantidad de caldo dependerá del punto que nos guste de espesor en la salsa, a mi me gusta que quede como una bechamel muy ligera. Le añadimos un poco de sal a nuestro gusto.
  • Cuando tenemos la salsa en su punto, añadimos las pencas y dejamos cocinar 10 minutitos en conjunto.
  • Finalmente y antes de servir a la mesa,  añadimos las habas frescas peladas (opcional) por encima, las almendras fileteadas y un chorrito de aceite de oliva.

Para los que os gusta el picante y habéis añadido una guindilla, recordad sacarla o avisad de que habéis puesto…

Espero que os guste y que no sucumbáis a la tentación de mojar una barra entera de pan porque ya os aviso que os apetecerá y mucho! Que la disfrutéis.

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *