Tartaleta con pesto de espinacas y tomate cherry

Os presento una receta de aprovechamiento que se ha convertido en una delicia.

Tenía una bola congelada de masa de pizza del otro día y un bote con salsa pesto de espinacas, así que con unos pocos ingredientes más, he creado unas tartaletas que han resultado un éxito y que se han convertido en un platazo.

Ingredientes (salen 2 tartaletas de este tamaño, o 1 grande y 6 mini tartaletas)


  • 1 bola de masa de pizza de unos 300gr (ver receta)
  • 5 cucharadas soperas de pesto de espinacas (ver receta)
  • 2 huevos
  • 200ml de leche de vaca
  • 15-20 tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación


  • Si también tenemos la masa congelada, esperar a que se descongele por completo. Si hemos hecho la masa desde el principio, ya la podemos utilizar.
  • Forrar el interior de un molde para horno con papel de horno. (En mi caso utilicé la mitad de la masa en un molde grande y la otra mitad en 6 moldes pequeños.)
  • Con la mitad de la bola de masa, hacemos otra bola, la estiramos con el rodillo, si se nos pega, le añadimos un poco de aceite de oliva por el exterior de la masa para que sea más resbaladiza. Tenemos que estirarla hasta que quede un poco más grande que la base del molde.
  • Una vez estirada cogemos la masa, la colocamos en el fondo del molde y todo lo que nos sobre lo pegremos a las paredes, de forma que vaya quedando como una tartaleta, la altura de la masa la decidiremos nosotros, pero hay que intentar que sea por lo menos de 2 o 3 dedos de altura para que quepa el relleno.
  • Mientras en un bol mezclamos el pesto de espinacas, la leche, y los huevos. Añadimos también un poco de sal y pimienta. Removemos todo bien para que quede bien integrado, debe quedar una masa verde no demasiado líquida.
  • Con el horno precalentado, meteremos el molde con la masa sólamente durante 3 minutos a 200ºC.
  • Sacaremos del horno el molde al pasar los 3 minutos, rellenaremos con la mitad de la mezcla de pesto (las cantidades de la receta son para dos tartaletas) y hornearemos durante 15-20 minutos, hasta que veamos que esté dorado y la mezcla cuajada. Podemos meter la punta de un cuchillo en la mezcla para comprobar que esté hecho, ya que lo sabremos si al sacar el cuchillo este sale seco.
  • A su vez pondremos en un cuenco para horno los tomates cherry lavados, con un chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta. Los meteremos al horno también aprovechando que metemos la tartaleta de nuevo y estarán el mismo tiempo unos 15-20 minutos, hasta que veamos que estén dorados.
  • Cuando la tartaleta y los tomates estén, sacamos del horno y dejamos reposar 5 minutos, para que pierda un poco el calor.
  • Pasados los 5 minutos, desmoldamos la tartaleta, colocamos los tomates cherry encima como más nos guste y ya podemos servirlo en la mesa.

Creo que es una receta muy sencilla y además saludable, podemos modificarla como más nos guste, pero el resultado de esta quedo de maravilla… espero que os guste y que la disfrutéis!!

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *