Queso macerado en aceite de Oliva y Guindilla fresca

Receta de queso macerado con toque de picante, un queso que dejaremos macerar por lo menos unas 3 de semanas, para que adquiera más sabor, y luego podremos degustar en distintas formas. Se puede tomar como aperitivo con un trozo de pan, en una ensalada, encima de una crema… o como nos apetezca.

Además podemos probar con muchas combinaciones y macerarlo con lo que queráis; naranja, setas, albahaca… pero como ya conoceréis mi devoción pon el picante, todo lo tengo que hacer con un poco de chispa.

Ingredientes


  • 250 gr de queso semi (del que queramos), en mi caso un Manchego
  • 1 guindilla roja fresca
  • un puñadito de pimienta negra entera
  • 1 ajo
  • 1 rama de romero fresco
  • Aceite de Oliva virgen

 

Preparación


  • Quitar la corteza al queso y cortarlo en cuadraditos a nuestro gusto, introducirlos en un tarro de cristal que cierre bastante bien porque tendrá que estar unas semanitas.
  • Lavar la guindilla, la rama de romero y pelar el ajo. Ponerlo todo dentro junto con el queso, añadir las bolitas de pimienta y cubrir con aceite. Cerrar bien el bote, y dejar en un sitio fresco (despensa) o el la nevera durante 3-4 semanas, para que se macere todo conjuntamente.
  • Mientras vayan pasando las semana, el queso aumentará de sabor y se irá aromatizando… Para ir comprobando como va, yo todas las semanas pruebo un par de trocitos y así se si tengo que esperar a que pasen las 4 semanas o puedo comérmelo antes, simplemente tiene que alcanzar un sabor que nos guste.
  • Luego se sirve en forma de aperitivo, o como acompañamiento a unas tostas o como queramos!

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *