Mejillones al vapor con Salsa de Tomate picante

Además de las maravillosas e infinitas propiedades del mejillón, los beneficios que tienen para nuestra salud, y ser un producto nacional del que estar tremendamente orgulloso,  también sabemos que el uso de los mejillones es muy variado, puesto que se pueden hacer al vapor, en salsa, rellenos, en escabeche…

En esta ocasión he preparadado una receta de mejillones que tuve el placer de probar en Benidorm, para quien no lo sepa en el centro de Benidorm, hay una “Zona Vasca” llena de bares en los que se pueden probar variadísimos pinchos y tapas vascas.

Hace un par de semanas estuve por allí y fue cuando probé unos mejillones similares y decidí hacer mi versión, aquí teneis la receta;

Ingredientes (para la salsa de tomate)


  • 1 cebolla grande
  • 2 Guindillas picantes (a nuestro gusto)
  • 1 bote de tomate triturado grande
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • 1 cucharada de miel
  • Sal

+ 1 malla de mejillones o clotxinas

(lo que más os guste, lo que mejor esté de precio, o lo que sea de temporada)

Preparación


  • Ponemos una cacerola al fuego con un chorrito de aceite de oliva.
  • Pelamos la cebolla y la cortamos a trocitos pequeños, la añadimos a la cacerola con el aceite y empezamos a sofreirla.
  • Cuando esté doradita la cebolla, añadir las guindillas a rodajas (sin las pepitas), y dorar conjuntamente.
  • Añadimos todo el tomate triturado en la cazuela, ponemos un poco de sal y de miel (para quitar la acidez del tomate), bajamos el fuego, tapamos la cacerola y dejamos que se sofría en su conjunto durante unos 35-40 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue el fondo.
  • Apartar del fuego y dejar que se temple, triturar toda la salsa hasta que quede fina y corregir de sal si es necesario.
  • En otra cacerola, ponemos un poco de agua en el fondo, los mejillones lavados y una hoja de laurel. tapamos, subimos el fuego y dejamos que los mejillones se cuezan al vapor. Cuando veamos que se han abierto todos, retiramos del fuego.
  • Cogemos los mejillones y les quitamos un parte de la cáscara, de forma que sólo quede un lado con el mejillón y los colocamos en un plato. Sólo quedará añadir la salsa de tomate por encima a nuestro gusto y comer.

*Si sobran mejillones con salsa, se pueden guardar en la nevera y tomarlos al día siguiente fríos o calentándolos en el micro.

**En cuanto a la salsa de tomate, con esta receta sale bastante, la que sobre,

se mete en recipientes de cristal y se congela para luego usarla haciendo unas buenas bravas, una rica pasta con tomate…

Animo a probar esta receta de mejillones al vapor en salsa picante, que además de fácil, está muy sabrosa, es ligera y beneficiosa para la salud. Y como siempre, sobretodo… disfrutad comiendo!!

SIGUE LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *